“Chispita”, fue rescatada en los Teques, después de haber sido golpeada por una moto.

Cuando comenzaba a recuperarse de sus patitas, comenzó a decaer su salud con parvovirus. Después de largos días de lucha al borde de la muerte, esta pequeña supero la enfermedad, ha sido una luchadora desde sus 2 meses de edad.

Al encontrarse ya recuperada, fue adoptada por una hermosa familia donde es muy querida y consentida. Ahora juega con su hermanita de adopción “Greta” que también fue adoptada de la RAC.